Consecuencias legales y consejos de actuación en caso de dar positivo en un control de alcoholemia

3 de diciembre de 2019

El alcohol y las drogas (junto con el uso del móvil durante la conducción) no son compatibles con la conducción de un vehículo y hay que tener una tolerancia cero ante estas conductas, que pueden acarrear graves consecuencias personales y materiales, tanto por la persona que conduce el vehículo como para sus acompañantes y otros conductores y peatones.

Llegan días de celebración, de comidas y cenas de empresa, familiares, con amigos, donde el consumo de alcohol suele ser más elevado de lo común. En estos casos, lo primero que hay que hacer si se conduce es no beber; sin embargo, desgraciadamente de manera directa o indirecta como conductores / as nos podemos ver implicados en algún accidente o suceso vinculado con la conducción bajo los efectos del alcohol.

Observaciones y consejos prácticos

  • Si te paran en un control no te niegues a realizar la prueba de alcoholemia. Tienes el derecho a hacerlo, pero este hecho, en sí mismo, ya es constitutivo de delito y puede conllevar penas de multa o prisión.
  • La tasa máxima de alcohol en sangre permitida, de manera genérica, es de 0,25 miligramos por litro de aire expirado (con dos o tres cervezas ya se podría dar positivo, aunque esto puede depender de muchos factores).
  • En el caso de conductores noveles, la tasa se reduce a 0,15 miligramos
  • En el supuesto de dar positivo, a consecuencia de la realización de la primera prueba, que se suele realizar dentro o junto al vehículo y que tiene carácter indiciario, al cabo de unos diez minutos se realiza una segunda prueba en una máquina -situada en el maletero de vehículo o dentro de la furgoneta de los agentes de la autoridad- que emitirá un ticket con el resultado definitivo del índice de alcohol en sangre. Este resultado ya constituirá una prueba evidencial.
  • Si el conductor / a da una tasa de alcohol en sangre superior a 0,60 miligramos por litro de aire expirado la infracción será considerada como penal con pena de prisión, multa o trabajos sociales y una retirada del permiso de conducir de 1 a 4 años. Si la tasa es de 0’25 a 0’60 se aplicará una sanción administrativa que conllevará una multa de 500 € y de 1 a 3 meses de retirada de carné.
  • En el caso de verse implicado en un accidente con control positivo por parte del conductor / a del vehículo la persona implicada será objeto de un juicio rápido.
  • Si no llevas abogado particular, te designarán un abogado de oficio, que no será gratuito y tendrás que pagar.

Recuerda “Si bebes no conduzcas“. Si desgraciadamente no has cumplido con esta máxima y te ves implicado en un incidente de tránsito con alcohol de por medio, llámanos!

Nosotros podemos ayudarte, te asesoramos y representaremos si tienes que ir a juicio. En Prats Advocats, trataremos de buscar la solución más favorable posible para tus intereses intentando, siempre que sea viable, un acuerdo previo con el objetivo de evitar tu comparecencia ante los jueces.

En Prats Advocats, somos especialistas en derecho penal y defensa de alcoholemias.

 

 

 

, , , , ,