La conducción bajo los efectos del alcohol puede acabar con la persona imputada en prisión

28 de julio de 2021

La conducción de un vehículo después de haber consumido alcohol son dos actos absolutamente incompatibles. Este “coctel” puede acarrear consecuencias muy graves, tanto para quien las provoca como para quien, por culpa de este, las padece. De aquí el rigor sancionador para con las personas que cometen este tipo de delitos, que en mucho casos puede acabar en un juicio penal con sentencia de pena de prisión, importantes multas económicas, retirada del carnet, etc.

Vistas la cosas, apostar por este binomio es, sin duda, una apuesta perdedora. No obstante, la realidad es tozuda y los casos de conducción bajo los efectos del alcohol o las drogas son una constante. En este sentido, si no has hecho caso de aquel mensaje tan básico del “Si bebes no conduzcas” y has sido denunciado por la policia, nuestro consejo es que busques el apoyo legal de un abogado especializado en la materia, como el equipo de profesionales de Prats Advocats, que te asesorará y acompañará en todo el proceso. Independientemente del delito cometido, como cualquier ciudadano tienes derecho a contar con una representación legal eficiente. En muchas ocasiones, tenerla o no tenerla puede suponer la entrada o no del encausado en prisión, poca broma.

Generalmente, con una correcta y especializada representación legal, un delito por alcoholemia no acostumbra a comportar el ingreso de la persona acusada en prisión, ya que la pena asociada al delito no suele superar los dos años y, si no tenemos antecedentes penales, o bien están cancelados, el juez permutará la pena de prisión o bien por una multa o bien por la realización de trabajos que supongan un beneficio para la comunidad.

En cualquier caso, en Prats Advocats, trataremos de buscar la solución más favorable posible para tus intereses negociando, siempre que sea viable, un acuerdo previo con el objetivo de evitar su comparecencia ante los jueces. Pero  hay que destacar que la mejor defensa posible es la que no es necesaria, así que “Si bebes no conduzcas”

Implicaciones de la conducción bajo los efectos del alcohol

¿Qué dice el código penal?

En primera instancia debemos acudir al código penal que recoge en su artículo 379.1 el delito de conducir bajo los efectos del alcohol, de las drogas o sustancias estupefacientes y determina

  • “El que condujere un vehículo de motor o un ciclomotor a velocidad superior en sesenta kilómetros por hora en vía urbana o en ochenta kilómetros por hora en vía interurbana a la permitida reglamentariamente, será castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o con la de multa de seis a doce meses o con la de trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días, y, en cualquier caso, con la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro años.

 

  • “Con las mismas penas será castigado el que condujere un vehículo de motor o ciclomotor bajo la influencia de drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas o de bebidas alcohólicas. En todo caso será condenado con dichas penas el que condujere con unatasa de alcohol en aire espirado superior a 0,60 miligramos por litro o con una tasa de alcohol en sangre superior a 1,2 gramos por litro.”

Así, el hecho de incurrir en un delito penal, vendrá determinado, en primera instancia, por superar la tasa de alcohol que registre la policia

  • Tasa de alcohol en aire espirado superior a 0’60 miligramos por litro
  • Tasa de alcohol en sangre superior a 1’2 gramos por litro»

¿A que penas nos enfrentamos?

  • Prisión de 3 a 6 meses
  • O multa de 6 a 12 meses, o
  • O trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días.

Importante, en todos los casos, además de la imposición de alguna de las penas citadas, en todos los casos irá acompañada de la privación derecho a conducir vehículos a motor ciclomotores por un tiempo no inferior a un año y hasta cuatro años.

¿Se puede reducir la pena?

Una correcta y experta representación legal es vital a la hora de defender los derechos del acusado del delito. Tanto por la determinación de la propia pena como por la posibilidad de conseguir una reducción de la misma. En este sentido, en un juicio por alcoholemia se puede obtener la reducción de la pena en un tercio de la misma si el acusado reconoce en el Juzgado de Instrucción que iba conduciendo bajo el efecto de bebidas alcohólicas.

Supòsit:

En un control preventivo de la Guardia Civil superas la tasa de alcohol de 0,60, es decir, das positivo. Lo más normal en estos casos será que el atestado policial se envie al Juzgado de Guardia y te citen ante el Juzgado para prestar declaración. El Ministerio Fiscal te acusará de un delito de conducción bajo los efectos del consumo de bebidas alcohólicas y de acuerdo con el artículo del código penal 379.2 C. solicitará, pongamos, una multa de 6 meses a razón de 6 euros /dia; además de la correspondiente retirada del permiso de conducir por un año (cabe recordar que la retirada del carnet siempre se produce en estos casos, independientemente de la pena impuesta)

En este punto del proceso, si confirmas los hechos sin entrar a juicio tienes derecho a la rebaja de la pena solicitada por el Ministerio Público en un tercio; en este caso, sin necesidad de celebrar juicio oral, el Juez de Instrucción dictará ese mismo dia la sentencia en la que se te condenará como autor de un delito de conducción bajo el efecto de bebidas alcohólicas a la pena de multa de 4 meses (se ha reducido un tercio sobre los 6 meses que pedía el Fiscal) y a la privación del permiso de conducir durante 8 meses (se reduce también un tercio la petición).

Las penas por conducción bajo los efectos del alcohol comportan antecedentes penales

La comisión de este tipo de delitos siempre lleva implícita la apertura de antecedentes penales, que permanecerán en tu expediente en función de la sentencia final del juez.

A efectos de los antecedentes penales

Son penas menos graves (art. 33 C. Penal):

  • La prisión de tres meses hasta cinco años.
  • La multa de más de tres meses.
  • Los trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y un días a un año.
  • La privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores de un año y un día a ocho años.

Son penas leves (art. 33 C. Penal):

  • La multa de hasta tres meses.
  • Los trabajos en beneficio de la comunidad de uno a treinta días
  • La privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores de tres meses a un año.

Extrapolando está clasificación a las penas derivadas del delito de conducción bajo el efecto de bebidas alcohólicas (art. 379.2 C. Penal) tenemos este marco:

  • La pena de prisión de 3 a 6 meses es considerada una pena menos grave
  • La pena de multa de 6 a 12 meses es considerada una pena menos grave
  • La pena de trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días es considerada una pena menos grave
  • La pena de privación del permiso de conducir de 1 añoes considerada una pena leve, pero si va de 1 año y un dia a 4 años será una pena menos grave

Plazos de cancelación de penales

  • Seis mesespara las penas leves.
  • Dos añospara las penas que no excedan de doce meses y las impuestas por delitos imprudentes.
  • Tres añospara las restantes penas menos graves inferiores a tres años.
  • Cinco añospara las restantes penas menos graves iguales o superiores a tres años.
  • Diez añospara las penas graves.

Recuerda, cuando la Policía o Guardia Civil te inste a realizar el test de alcoholemia o drogas es obligatorio someterse a dicha prueba bajo pretexto de poder incurrir en un delito contra la seguridad vial previsto en el artículo 383 Código Penal.

 

Prats Advocats Lleida, abogados y abogadas de confianza especializados en derecho penal. Confía tu defensa en un letrado, en una letrada de experimentado, cercano como los profesional del despacho de abogados leridano Prats Advocats,  dirigido por Xavier Prats

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

, , , , , , , , , , , , , , , , ,