Prats Advocats, tu asesoramiento legal de confianza

12 de enero de 2021

En este nuevo artículo, queremos poner en valor la importancia de contar con una correcta representación legal, sin la cual, la persona juzgada en el caso que exponemos podría haber sido acusada de un delito penal, por conducir un vehículo con un permiso de conducción inadecuado, en lugar de acabar, por este hecho, con una sanción de carácter administrativo; como así lo estableció la Audiencia Provincial de Madrid en su sentencia de 6 de julio de 2019, tras estimar el recurso presentado por el representante legal del acusado, que consiguió la absolución de su representado por un delito contra la seguridad del tráfico.

Conducir sin licencia es constitutivo de delito, pero no lo es hacerlo con un permiso incorrecto

En el caso que exponemos, la habilitación con la que contaba el acusado, excluía las motocicletas. Por lo que la cuestión se traslada a la relevancia penal de la conducción de un vehículo con un permiso de categoría distinta a la exigida para un tipo concreto de vehículo.

Para la Audiencia Provincial de Madrid, en el caso que nos ocupa, no tiene relevancia penal la conducción de un ciclomotor con un permiso insuficiente o inadecuado, porque la conducción con un permiso distinto del exigido comporta un menor riesgo que la conducción sin haber obtenido nunca permiso. De aquí se deriva que la sanción debe ser en este caso administrativa y no penal. Para el tribunal, la conducción sin licencia es un comportamiento más grave y está tipificado por el artículo 384 del Código Penal, con penas de hasta seis meses de prisión y multa de doce a veinticuatro meses.

El art. 384.2 CP debe interpretarse de modo restrictivo y así, solo castiga penalmente al que conduce sin haber obtenido nunca permiso o licencia de conducción, lo que es distinto a conducir un vehículo de motor o ciclomotor con un permiso insuficiente o inadecuado, pues en este caso el permiso o licencia se tiene, aunque no resulta el adecuado. El hecho de tener un permiso de conducción presupone que se conocen las normas, que se han pasado los trámites administrativos y se ha cumplido con los requisitos para ser apto para la conducción.

En nuestro día a día, podemos vernos inmersos en situaciones que pueden derivar en delitos penales o administrativos; en estos momentos tan complicados es fundamental contar con el asesoramiento y la representación de un profesional de la abogacía, como el equipo de abogados y abogadas de Prats Advocats. Siempre a vuestro lado

 

 

 

 

 

, , , , , , , ,